Sentirasturias.es
Change language to English

Mis reflexiones

En soledad hago las travesías y ascensiones para poder percibir todo el encanto y la belleza de Asturias, desde el respeto y la admiración que tengo por esta tierra.


Álvaro Vega
Pequeña Biografía

Me llamo Álvaro y naci en Villaviciosa (Asturias), como dice la canción una villa hermosa, con una amplia ría y a 7 Km de playas abiertas al mar Cantábrico. Estudie agraria y trabaje como camarero, cocinero, agricultor, peón de la construcción y forestal, etc. He andado algo de mundo, disfrutando de los excesos de la noche, inmerso en la sociedad de consumo. Una vida de mentira la cual me hacia permanecer con los ojos cerrados, absolutamente engañado. Aunque de siempre me han gustado los animales, la montaña, etc. en definitiva la naturaleza.

Un buen día, en estos tiempos difíciles, de crisis, donde ves y escuchas, no sabiendo que pensar o creer. Seguí el consejo de un buen amigo el cual no me acompaña ya, Álvaro persigue tu sueño, no te puedas arrepentir. De este modo deje la ciudad y el consumismo y me vine a vivir a un pequeño pueblo en el concejo de Teverga llamado Villanueva en el interior de Asturias en plena Cordillera Cantábrica. Desde entonces me levanto con una sonrisa en los labios, soy feliz sin lujos, con lo necesario para poder sobrevivir en el día a día. Pero pudiendo sentirme afortunado cuando dispongo de la montaña, el rio, el hayedo, el oso a la puerta de mi casa y de igual modo sintiendo la educación y el respeto de mis vecinos, me siento enamorado del paisaje y el paisanaje.

Estoy disfrutando de momentos y rincones especiales, mágicos, más de una vez no dispondría de palabras para expresar lo que puedo sentir al dormir por encima de 2000 m. viendo luna llena, la infinidad del universo cubierto de estrellas, de rojos y amarillos intensos cuando el sol sale o se pone en el horizonte, no tengo palabras solo libertad, paz, emociones, sentimientos.

Deberíamos meditar que para exigir un cambio en la sociedad, en los demás, ese cambio debe comenzar por uno mismo. Tenemos que pensar en no desechar el agua, la comida, demasiadas personas sin acceso a ellas, muriéndose, no comprar por comprar o comprar en exceso para luego tirar, generando demasiada basura y en si tiras recicla, no abusar del consumo de energía la cual contamina y nos ayuda al cambio climático, por aquí comienza mi filosofía ecológica que al fin y al cabo son los principales mandamientos. No creo en algunos grupos ecologistas los cuales buscan su propio beneficio, ni en la dirección de Parques Nacionales o Naturales los cuales gestionan desde un despacho en la ciudad, debiendo acercarse más a los pueblos a hablar y escuchar a los vecinos, al igual que estos no deberían abusar del saco sin fondo, todo lo que toca la política corrompe.

No debemos fijarnos tanto en los demás, dejar la avaricia y la envidia, tener nuestra propia personalidad y valores, aun quiero creer en la educación, el respeto, el honor, la honestidad, la honradez.
Mensajes al viento¡¡¡

Desde siempre me han tachado de negativo pero curiosamente el tiempo me ha ido dando la razón y tan simple como que lo único que he sido es realista. Ese tiempo que al principio alejaba a las personas de mí y me veían un poco raro o diferente, en la distancia, pensando, meditando, razonando han vuelto a buscar una palabra, un consejo mío porque ni tan equivocado, ni tan raro, ni tan negativo era.

Rebelde, revolucionario, sindicalista me podrían haber puesto infinidad de apelativos pero no asumo ninguno de ellos porque para mí es todo más sencillo de lo que nos hacen creer o nosotros queremos creer, siempre he dicho lo que he pensado, parece bueno, pero para esta sociedad sin valores, sin principios del todo vale, tienes que dejarte etiquetar, controlar, tienes que pensar igual que un grupo determinado sin cambiar una coma o tienes que buscarte un padrino pasarle la mano por ……, a cada uno le dejo pensar lo que quiera, para mejorar en el escalafón social sin haber mirado anteriormente su esfuerzo y sacrificio, sus estudios, su trabajo, su valía, su curriculum, porque lo único valido es esa amistad falsa, sumisa, incluyendo de postre una blanca sonrisa.

No dejéis, ni permitáis que la injusticia o la soledad os envuelvan en un manto de tristeza o desesperación, recordad que encima de las nubes, después de la oscuridad de la noche siempre por el este aparece el sol.

Aliaros, aprended de la soledad mediante la reflexión, pensad a lo largo de nuestra vida las lecciones que nos va dando la edad y el tiempo, andemos el camino e intentemos mejorar como personas para a continuación mejorar como sociedad, si no todo está perdido, no solo nuestras casas son las embargadas sino que nuestro futuro también. Y si lo necesitáis decid lo que pensáis, expresaros, gritad, rebelaros, desde la no violencia y el pacifismo, liberaros de la carga que lleváis en vuestro cuerpo, en vuestra mente y alma.

Todos tenemos unas necesidades básicas que deberían estar cubiertas una educación, sanidad, trabajo, vivienda, lo dice la constitución (GRAN MENTIRA, HERMOSA MENTIRA). Y aún dándonos cuenta de que nos utilizan, engañan, estafan, nos mantenemos inmóviles, pasivos, ¿esperamos que otros cambien la situación para beneficio propio?, ¿esperamos que revierta por si sola? Somos realmente hipócritas no queremos oír la verdad, ni saber la realidad, para evitar dolor y sufrimiento, pero hay situaciones incontrolables, desbocadas que no están en nuestra mano y de esta manera cuando siempre pensamos que a nosotros no nos toca, no nos puede suceder un accidente, una enfermedad, quedarte sin trabajo etc., tu vida ha cambiado, has experimentado un giro de 360 grados y a ti ahora te toca movilizarte y luchar por lo tuyo que al fin y al cabo es lo de los demás, echando en falta ese apoyo, esa ayuda que primero esperaban quizás tus vecinos o tus amigos de ti.

Por celos, egoísmo, envidia pensamos de manera individual y no colectiva y equivocados muy equivocados estamos, partiendo que vivimos en un planeta común que es de todos, mientras no hagamos una sociedad global, nuestro mundo el que conocemos hoy en día nunca mejorara, avanzara. Demagogia, utopía, tan difícil, tan irreal creéis que es, si puede ser, pero solamente por una cosa o causa que pensáis en vosotros mismos, todo es más fácil de lo que parece.

Pensad, palabras raras, comida rara, ropa extravagante, coches y marcas de ensueño etc., nos corrompemos, robamos, matamos, nos complicamos, al fin y al cabo, ¿es esto necesario para vivir con dignidad?

Es bueno tener esperanza, pero equivocados están si esperan y piensan que por sí sola esta situación cambiara o mejorara. Yo también tengo esperanza, si no seguramente no me mantendría en pie, pero mi esperanza es la de mis antepasados y los tuyos, bisabuelos, abuelos o padres, es la lucha, la reivindicación de nuestros derechos, asumiendo y sabiendo nuestras obligaciones, porque si no estamos defraudando doblemente, primero a los anteriormente mencionados y luego a nuestros hijos dejándoles como herencia un mundo que dudo que alguno de nosotros quisiera tener y sobre todo dando un ejemplo más que dudoso. No esperemos que otros lo hagan por ti, movilízate y lucha por ti y los tuyos, exijamos lo que simplemente es nuestro.

He sido esclavo de esta sociedad del productor-consumidor y me rebelo porque no quiero ser cómplice del mundo de decadencia, del todo vale, de querer o aparentar más que el vecino, de competir diariamente con el prójimo, yo no quiero competir quiero ser amigo de las personas. He podido desnudarme, romper ataduras, cadenas y esto me ha dado, me ha aportado libertad y paz a mi interior que tanto ansiaba.

Gracias a esto, me ha ayudado a ver la belleza de este planeta Tierra que es el que habitamos, hay otras formas de hermosura en las personas, de que no vale lo materialista sin un abrazo, una caricia una palabra amiga, saber que alguien está ahí cuando necesitas.

En este mundo de locura, donde curiosamente los llamados cuerdos están mal muy mal y desgraciadamente a los que llaman locos, son personas que por su sensibilidad, sentimientos, en definitiva personas normales y buenas, no han podido ir tan deprisa como te exige esta sociedad tan altamente competitiva, les mandamos al psiquiatra para mantenerlos drogados legalmente.

En este mundo de locura donde los políticos no hablan de y para las personas sino para los empresarios y las economías, reivindico la palabra sincera, la honradez, honestidad, el honor de caballero.

Deseo que todas-os busquen en el interior de su corazón, reflexionen para buscar respuestas a sus preguntas y puedan encontrar la verdadera libertad del alma.
Amigo Árbol

Te digo amigo pero de igual manera te podría decir hermano, padre, abuelo, compañero porque desde los tiempos que aún no éramos hombres, cuando los tatarabuelos de nuestros tatarabuelos vivian todavía en los árboles ya dabas cobijo con tus ramas y hojas y nos alimentabas con tus frutos. Más tarde ya en el suelo seguimos aprovechándonos de ti, de tus regalos, nos seguiste dando techo, resguardo, alimentándonos, aprendimos hacer rusticas armas con tu madera para cazar, descubrimos el fuego y serviste de combustible dando el calor que mitigaba el frio. El hombre siguió evolucionando, de tu materia prima, la madera, hicimos tablas para construir casas, barcos, barricas, puentes, etc., te tallamos en múltiples formas, platos, cucharas, jarras, herramientas e incluso el artista hizo arte para exponerte y seguir disfrutando de tu presencia, de tus formas trabajadas. Como darte las gracias, como agradecerte tanto y tan bueno, pero no nos damos cuenta, no reparamos en ello, para la inmensa mayoría de lo que llamamos civilización no tienes significado, no te damos la importancia ni el valor que tienes porque siempre has estado ahí y sin ti seguramente no hubiéramos sido nada, no habríamos llegado a donde llegamos. Con tu ayuda consigues que haga presencia la lluvia, reduces los riesgos de las crecidas de los ríos, evitas la desertización y controlas el monóxido de carbono que arrojamos a la atmosfera, ayudando a que los gases de efecto invernadero no causen más daño. Pero aún así somos necios, ignorantes, incrédulos, ciegos porque te talamos, quemamos, arrasamos, acabando contigo amigo árbol estamos empezando a cavar nuestra propia tumba.

Dice el dicho que el hombre tropieza en la misma piedra dos veces, pero yo pienso que tropezamos una y otra y otra…. vez, predicamos el pan para hoy, hambre para mañana.

Yo simplemente te estoy agradecido por la belleza de lo sencillo, de lo natural, de lo que eres y representas, negándome a alejarme de tus raíces que son nuestras raíces, porque sin ti no seriamos hombres, gracias hermano árbol.
Montañas

Montañas, atracción para el ser humano de superación, conquista y aventura, cimas que tocan el cielo para contemplar la belleza desde las alturas lo que llamamos planeta Tierra.

Cuanto significado al hombre soñador de poder realizar gestas de distintas maneras, el escalador moldeando sus manos busca tus agarres, tus formas, el esquiador deslizándose por tu blanco vestido invernal con la caricia del viento, el montañero ascendiendo a tu cumbre como deporte o reto personal.

El compartir el tiempo, tantos momentos contigo implica riesgo y peligro, pero nunca me has engañado o traicionado, si yo he de admitir que alguna vez te he subestimado no valorando la dificultad.

Aun así una vez asumido ese reto de hacer tu cumbre, de estar cerca de los Dioses, me siento agradecido y afortunado de lo que puedo ver más allá, por debajo de tus laderas, de tus paredes y por un instante cerrando los ojos, respiro, sintiendo una gran paz interior, es tal el estado de libertad, de felicidad que te hace estar enamorado de la vida. Sensaciones, Sentimientos, Emociones.

Después toca un instante de reflexión comprendiendo que las montañas me han dado el significado de mi vida, solamente con esfuerzo, sacrificio puedes crecer, mejorar en lo personal y espiritual. De igual manera has conseguido que comprenda el significado del compañerismo, la amistad, solidaridad en la adversidad, no cuando eres alguien o tienes algo. Desde la comodidad y la pasividad no solo se oxida el cuerpo, sino también la mente.

Amiga MONTAÑA cuando me siento y te observo, dentro de una gran imperfección de curvas, aristas, ángulos veo la perfección que me cautiva y atrapa.

Gracias por devolverme sueños de niño que los adultos no sabemos o queremos expresar.
Este verano he trabajado como guía y guarda en el refugio de "Cabaña Verónica, en Picos de Europa. Ha dado mucho para pensar, meditar y observar.

Han pasado muchos senderistas y montañeros comentando lo afortunado del trabajo. En verdad, es un privilegio, pero también es duro. No tenemos manantial ni depósito de agua, hay que portearla en la espalda. Al igual que todo, con el sudor de la frente, se aprende a valorar las cosas.

"La montaña, el hombre, la subsistencia".

Un día tuve una conversación con cuatro personas, las cuales me decían que tenía que volver a la realidad de la ciudad. Yo les contesté que esa era "su realidad", la de las prisas, el consumismo y el psiquiatra. Pero realidades había muchas: la del campesino, el negrito en áfrica, el pescador o el esquimal; el rico o el pobre, etc.

Cuando les di esa explicación no supieron qué contestarme.

Por otro lado qué valores tenemos cuando algo es de todos, como es la montaña, el bosque, los ríos y lo llenamos de colillas, papeles, vídrios, plásticos, latas, etc. No sólo contaminan las industrias. Nosotros también colaboramos. Y qué educación hacia nuestros hijos: ¿Cómo puede haber individuos que pretendan que haya caminos para hacer una cumbre o hacer una travesía sin saber orientarse, sin agua, calzado apropiado, mapa, brújula, G.P.S., etc.?

¡Después queremos que no haya accidentes ni desgracias!

Informaros, y cotejar en varios libros o páginas web sobre la ruta que pensais realizar, porque lo que a una persona le puede parecer fácil, para otra puede entrañar dificultad.

Solamente aconsejo cabeza y sentido común.

Decía John Steinbeck:
"de todos los animales de la creación,
el hombre era el único animal
que comía sin tener hambre,
bebía sin tener sed
y hablaba sin tener nada que decir..."


Ahora en los tiempos que corremos,
cuantas cosas deberíamos replantearnos,
relacionado con la ética y la moral,
cuanto con el respeto y el honor.

Estando en la urbe, ansió ya partir
a dar placer a los cinco sentidos,
recorriendo sendas, ríos, bosques y montañas.

Soledad que me traéis paz al alma,
emociones, sentimientos, sosiego y calma
de ver paisajes, de poder tocar el cielo,
de saber lo que es el sonido del silencio.

Observar, anonadado, sin palabras para expresar,
contemplando los ocres de un hayedo en otoño,
cuando logro divisar un jabali, ciervo, corzo o lobo,
como no voy, a nuestra madre tierra, amar.

Ojos deslumbrados de un hermoso amanecer,
de una puesta sol en el alto collado,
intensos colores, reflejos, nubes dadme la mano,
ultimo rayito de sol envolvedme en un abrazo.

Cada paso a una cumbre, bendita paz,
cada cumbre un paso más hacia la libertad,
sintiendo la caricia de la brisa en la cara,
el sacrificio, esfuerzo, es una conquista recompensada.

Olores a musgo, humus, flores, bosque, tierra,
susurros, melodías de arroyos de agua cristalina,
ayudáis a darle sentido a esta humilde vida,
ya que el placer que me dais merece la pena.

Un sentido he encontrado,
no puedo vivir rodeado,
de hormigon, acero y asfalto.

Respirando profundo,
aire puro de montaña,
amo, siento, vivo,
pero el mayor logro,
es sentir la libertad.

Andar, recorrer, ascender y descender, visitar, conocer, ver, disfrutar,
los distintos rincones, paisajes, pueblos, brañas, bosques y montañas,
que hay, existen a lo largo y ancho de mi tierra, Asturias nuestro paraíso natural,
es un espectáculo, el cual no podemos perder.

Mi espíritu vaga libre persiguiendo las aguas de los riachuelos, al invisible viento.

Atracción por lo que no se pude narrar, por la simplicidad de la pureza y la belleza,
atrapadas en mi retina.Enamorado de lo sublime, natural y sencillo.

Armonía de imágenes, texturas, colores y sonidos.

Equilibrio de la sabia Naturaleza, la mayor obra de arte,
que se pueda contemplar, mezcla de arquitectura, escultura y pintura,
interacción de la vida y la muerte.

Ni me imagino, ni creo que llegue a conocer a ningún artista,
que hiciera semejante arte, grandeza y perfección.
Comienza un nuevo día del mes de Septiembre.
Madrugo para el comienzo de una nueva aventura.
La mañana me recibe oscura, fría y desnuda en el pueblo de Caín, con el Cares presente.
Dos mil metros de desnivel, sudor y pasión, la canal de Dobresengos, principio de la ascensión.
Con decisión, paso a paso, veo los picos allá arriba. Todo lo miro y observo, sin pausa, sin prisa.
Impresionantes los muros de los Cabrones y Torrecerredo.
En el mundo de la caliza parece que no pasa el tiempo, aunque el agua y el hielo continuamente hacen su trabajo deshaciendo la roca, sin detenerse y sin descanso.
En Collada Blanca hago un alto en el camino perdiendo la vista Torreblanca, Llambrión, La Palanca.
También se ven Tiro Llago, Madejuno o los picos Santa Ana.
Retomo la marcha, me queda poco hasta el destino.
Ya diviso resplandecer la cúpula plateada, Cabaña Verónica, bien se puede decir: mi casa.
Ahí estarán los Joses, mis compañeros y amigos.
Agradecido estoy por los momentos vividos. Me siento, fatigado, a la puerta del refugio, cierro los ojos, me relajo y respiro.
Peña Vieja, Torre de los Horcados Rojos, Tesorero, agujas, collados, cumbres, un trocito de mundo veo.
Miras un punto, trazos imperfectos, piedras sueltas. Si miras el todo son montañas y cimas perfectas y sobre todas, las paredes verticales de un Picu, para algunos el Naranjo de Bulnes, para otros, el Urriellu.

www..es